Enmarcados en nuestra estrategia de sustentabilidad, y alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en Citrusvil decidimos medir el impacto de nuestra actividad en el medioambiente, a través de la medición de la Huella de Carbono y la de Agua.

Además de detectar una reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero, a partir de las acciones sostenibles que incorporamos a lo largo de los años, percibimos también una gran compensación mediante la captación de carbano en nuestras plantaciones citrícolas, y en nuestros bosques nativos.

Nuestros cultivos ayudan a reducir la contaminación, producir oxígeno y regular la temperatura ambiente.

Los árboles, los cultivos agrícolas y la vegetación en general, por su capacidad fotosintética, capturan CO2 de la atmósfera y lo almacenan, actuando así como sumideros de CO2. De esta forma, cumplen un rol importante en la preservación del medioambiente.

En el 2019, junto a la Fundación ProYungas, realizamos el cálculo de stock de carbono presente en las plantaciones de cítricos de 107 Ha. de nuestra finca Don Vicente. Se midió en el terreno cada árbol muestreado y, a partir de éstos datos, se calculó el volumen del árbol, su biomasa y posteriormente la cantidad de carbono que absorbe.

Mediante estas mediciones en campo y cálculos en detalle, se obtuvo el valor de la tasa anual de absorción para nuestras plantacionesde 16,90 Tn de CO2/Ha por año. Considerando las 6.093 hectáreas netas con plantación de citrus que son propiedad de Citrusvil, estimamos una captura de 102.971,7 Tn de CO2 en la totalidad de nuestras fincas.

Con este proceso demostramos que compensamos nuestra Huella de Carbono (48.946,68 Tn CO2 equivalente) para combatir el calentamiento global. De este modo, no solo logramos emisiones netas de Carbono Cero, sino que generamos un beneficio ambiental al eliminar CO2 adicional en la atmósfera, contribuyendo con la mitigación del Cambio Climático.