La empresa puso a prueba los nuevos dispositivos para registración de personal de cosecha, que permiten realizar un control exhaustivo de habilitaciones de trabajo e ingresos a las fincas, además de optimizar nuestra amplia base de datos y agilizar los procesos de verificación de personas.

Capacidad de 500.000 registros

Citrusvil cuenta con 24 unidades productivas, de las cuales 7.000Ha corresponden a plantaciones de limón. Nuestras fincas, certificadas por los estándares de Global GAP, Global GAP GRASP y Sedex-SMETA, proveen la fruta que exportamos o industrializamos. Producimos alrededor de 260.000 Tn por año, y empleamos a más de 4.500 trabajadores durante la cosecha, entre marzo y septiembre.

Control de identidad e ingreso

El proceso de cosecha de Citrusvil se lleva a cabo de manera 100% tercerizada, por lo que nos enfocamos primordialmente en la formación y capacitación de los proveedores de mano de obra, acerca de la importancia que implica para nuestra empresa la debida registración de todas las personas contratadas, quienes deben contar con la habilitación legal correspondiente para trabajar en las fincas de limón.

Aun siendo una actividad temporaria, se trata del área con mayor cantidad de trabajadores durante la campaña, y con un alto nivel de rotación, por lo que contar con un proceso de fiscalización se ha convertido en una tarea fundamental para la empresa. Disponer de un control de identidad en el acceso a las fincas, además de las auditorías aleatorias tanto internas como externas, resulta ser un requisito elemental para evitar fraudes y prevenir el trabajo infantil.

A fin de responder a este requerimiento, desde el equipo de cosecha de Citrusvil se trabajó en el desarrollo de un equipo ágil, seguro y eficiente de control de ingreso, que cumpla con las necesidades específicas de la empresa. “A lo largo de los años hemos incursionado con diversos sistemas de control, que por una u otra razón fracasaron. Decidimos entonces desarrollar un sistema a medida para conseguir un control eficiente de acceso, que logramos comenzar a aplicar en esta última campaña, obteniendo excelentes resultados”, comenta el CPN Pablo Ordoñez, jefe administrativo de cosecha.

Un equipo diseñado a medida

Estos dispositivos consisten en lectores RFID (identificación por radiofrecuencia) que, al entrar en contacto con la tarjeta de identificación de la que dispone cada trabajador, realiza una lectura del microchip inserto en la misma, y arroja los datos del cosechero incluyendo su foto. Además de ser portátiles y de tamaño reducido, cuentan con una alta capacidad de almacenamiento y conexión satelital que permite la transmisión instantánea de la información, poniendo a disposición de la empresa y los contratistas datos de asistencia, cantidad de personal por jornada, observaciones sobre cada trabajador, nombre de la finca y tipo de corte realizado, entre otros.

“Por ahora, sólo estamos registrando el presentismo pero, a partir de la próxima cosecha, comenzaremos a cargar productividad y a realizar las liquidaciones correspondientes”, explica el Ing. Jorge Arce, Gerente de cosecha de Citrusvil.

ODS n°8: Trabajo decente y crecimiento económico (con ícono)

 

«ADULTOS TRABAJANDO, NIÑOS JUGANDO Y ESTUDIANDO»

Grupo Lucci y Fundación Vicente Lucci previenen el trabajo infantil en todas sus formas. Promovemos una educación de calidad, defendemos la infancia y los derechos del niño, y brindamos trabajo legal potenciando las comunidades en las que estamos presentes.

Diseñamos campañas de prevención del Trabajo Infantil, con el objetivo de desnaturalizar esta práctica en las comunidades rurales, haciendo hincapié en las consecuencias físicas, psíquicas y sociales en los niños que trabajan.